Cómo ser el más inteligente

En el mundo moderno, el arma principal y la fuerza de cualquier persona es su cerebro. ¿Cómo usar tu cerebro de la manera más eficiente posible? ¡Es fácil ser el más inteligente, siempre sereno, pensar rápido y tener una excelente memoria!

No necesitas superpoderes para ser coleccionado, inteligente y tener una gran memoria. Solo la observancia de algunas reglas que pueden mantener el cerebro en plena preparación para el combate.

Sea el más inteligente

Regla número 1. Coma alimentos saludables

El sobrepeso y la obesidad es quizás la principal amenaza para el cerebro, y se puede evitar, aprendiendo a determinar correctamente el tamaño de la porción y eligiendo alimentos nutritivos.

El cerebro necesita un suministro constante de energía, por lo que debe comer al menos tres veces al día y tomar un refrigerio una o dos veces entre comidas para mantener el cerebro enérgico y ágil.

Por la mañana, trate de comer proteínas, por ejemplo, huevos, pescado, tofu, o tome un batido de proteínas. Entonces el cerebro funcionará mejor y no tendrás hambre durante mucho tiempo. Si te gustan los cereales, elige aquellos que contengan más fibra y añádeles proteínas: frutos secos o proteína en polvo. Si además le añades linaza o aceite, tu cerebro obtendrá grasas saludables.

Trate de consumir al menos dos o tres porciones de frutas y de cinco a seis porciones de vegetales todos los días. En general, coma más vegetales que carne en cada comida.

Regla n.º 2 Evite los asesinos cerebrales

Algunos tipos de pescado contienen cantidades excesivas de mercurio. Entre ellos se encuentran el falso halibut, la caballa, el tiburón, el pez espada, el blanquillo y el atún (carne blanca). Trate de evitar las carnes grasosas como el tocino, las salchichas, la panceta de cerdo, el salami, los perros calientes, la carne molida de cerdo, las costillas de cerdo, las costillas de res y el bistec de costilla. No coma comida frita. Es extremadamente alto en ácidos grasos trans, que son dañinos para las células cerebrales y ralentizan su trabajo.

Cualquier alimento elaborado con harina blanca procesada es dañino. Aumentan los niveles de azúcar en la sangre, lo que conduce a problemas de memoria. Estos son pan blanco, cereal, muffins de maíz, galletas saladas. Trate de comer no más de un postre a la semana. Evite las magdalenas, frutas secas, helados, yogur de frutas, rollos de frutas, malvaviscos y sorbetes, jugos de frutas. No coma papas fritas, barras energéticas y de cereales, pasteles y tartas, dulces y galletas, dulces de gelatina, palomitas de maíz.

Regla n.º 3: Descanse lo suficiente

Si no puede dormir al menos 7 u 8 horas por la noche, es probable que su cerebro no esté funcionando como debería. de la manera más eficiente posible y, con el tiempo, corre el riesgo de enfrentarse a problemas graves.

Decidir que el sueño es importante para su salud y comprometerse firmemente a dormir lo suficiente es la mitad de la batalla. Si le resulta difícil conciliar el sueño, puede deberse a varias razones. Te aconsejamos no abusar de la cafeína, no fumar ni beber alcohol antes de acostarte. La nicotina es un poderoso estimulante, y el alcohol, aunque ayuda a conciliar el sueño, interrumpe la fase profunda del sueño y provoca despertares frecuentes durante la noche.

El insomnio puede ser causado por falta de ejercicio, estrés, dolor de espalda, enfermedad de la tiroides, enfermedad del hígado y problemas neurológicos. Averigüe qué le impide conciliar el sueño y solucione el problema.

Regla #3 No te estreses y haz ejercicio

El estrés daña gravemente el cerebro. Por sí mismo, incluso puede ser útil si se trata de situaciones a corto plazo. Pero el estrés constante e implacable es otro asunto completamente diferente. Tal estrés puede envenenar su cerebro e incluso causar cambios físicos en él, que están cargados de debilitar la actividad mental y acelerar su destrucción.

Si la causa de su estrés está relacionada con una lesión grave, entonces no debe intentar sobrellevarla solo: póngase en contacto con un profesional. Si un alto nivel de estrés está asociado con circunstancias de la vida (dificultades en el trabajo, problemas financieros, problemas en la familia), será útil aprender algunas técnicas de relajación. Por ejemplo, la actividad física, aunque sea moderada, en el sentido más literal de la palabra, salva tu cerebro. ¡Solo 20 minutos al día y el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer se reduce en un 30%!

Regla No. 4. Tómate un tiempo para los pasatiempos

Encuentra un pasatiempo que disfrutes: tu cerebro estará más activo y más agudo por más tiempo, y te sentirás más feliz. La única recomendación: elige un trabajo que sea diferente a tus actividades laborales diarias. Tocar un instrumento musical. Domina el puente. Ir al Club del Libro. Empieza a hacer arcilla. Elijas lo que elijas, el descanso activo es bueno para el cerebro. En primer lugar, es una gran manera de aliviar el estrés. En segundo lugar, cuando asume nuevas tareas, el intercambio de información entre las células cerebrales se vuelve más eficiente y su mente es más aguda.

Regla No. 5. Minimice las ondas electromagnéticas

Los televisores, las computadoras, los hornos de microondas, los teléfonos móviles y los secadores de cabello han sido durante mucho tiempo una parte integral de nuestras vidas, y pocos la gente está lista para rechazarlos. El problema es que muchos de los dispositivos modernos que nos hacen la vida tan cómoda emiten ondas de radio que pueden dañar las células cerebrales frágiles.

Por supuesto, los teléfonos móviles más modernos son menos peligrosos que los muy antiguos, y se puede suponer que a medida que la tecnología mejora, el riesgo para la salud disminuye. Pero en cualquier caso, te será útil si usas tu teléfono móvil solo cuando sea realmente necesario. Trate de usar auriculares para evitar sostener el dispositivo demasiado cerca de su cabeza.

Proteja su área de descanso de las ondas electromagnéticas. No se siente demasiado cerca del televisor; mantenga una distancia de al menos 180 cm de la pantalla. Si trabaja constantemente en la computadora, intente sentarse a una distancia mínima de 90 cm del monitor. Incluso medidas de seguridad tan simples le proporcionarán una prevención fiable de los efectos negativos de las ondas electromagnéticas.

Regla No. 6. Entrena regularmente el cerebro

Para evitar que los músculos se atrofien con la edad, puedes comenzar a ir al gimnasio o al grupo deportivo. La situación es similar con el cerebro: necesita ser entrenado. Si se te ha vuelto más difícil recordar información, si no estás tan concentrado como antes, si tus poderes creativos ya no son los mismos, esto indica claramente que las células cerebrales deben fortalecerse. Aquí, por ejemplo, encontrará algunos ejercicios útiles.

Regla #7 Hágase un examen médico

Una vez al año, pídale a su médico una prueba de homocisteína. Es una prueba simple, pero puede detectar el deterioro del cerebro mucho antes de que sienta síntomas.

La homocisteína es un aminoácido que se produce en las células de todo el cuerpo; un exceso de este ácido conduce a una ralentización del cerebro, embotamiento de los reflejos (que requieren especialmente la coordinación ojo-mano) y puede causar depresión. Los niveles elevados de homocisteína también duplican el riesgo de enfermedad de Alzheimer. Las vitaminas del grupo B ayudan a mantener la homocisteína en un nivel aceptable.

Basado en materiales del libro "Cerebro saludable".