Cómo dormir bien en poco tiempo

El sueño de calidad respalda su rendimiento y bienestar todos los días. No tienes que dormir 8 horas para dormir lo suficiente y sentirte bien cada mañana.

El sueño apoya la salud del sistema inmunológico, ayuda al cuerpo a curarse a sí mismo y asegura el funcionamiento normal de funciones cerebrales como el habla, la memoria y el pensamiento. Lea los consejos del libro "Fuente de energía" y verá que la calidad del sueño no es un lujo en el mundo moderno. Para dormir lo suficiente y sentirte bien cada mañana, no tienes que dormir 8 horas, es mucho más importante prepararte adecuadamente para dormir y tener una actitud positiva después de despertarte.

Intente con 6 horas de sueño

Ocho horas de sueño es el paradigma aceptado para un sueño de buena calidad. Pero la cuestión de la cantidad no es tan inequívoca. Por ejemplo, el estudio de seis años de Kripke de más de un millón de personas de 30 a 102 años de edad encontró que las personas que dormían de seis a siete horas por noche tenían una tasa de mortalidad más baja que las que no dormían ocho o más horas al día.

Debes deshacerte de la actitud mental de que necesitas dormir al menos ocho horas. Olvídate de este prejuicio durante un par de semanas e intenta dormir en menos tiempo levantándote 10 minutos más temprano todos los días. Obtenga hasta 6 horas de sueño de esta manera.

No hagas un problema con la falta de sueño

La gente a menudo mira sus relojes antes de acostarse y justo después de despertarse para calcular cuánto tienen o logró dormir. Dependiendo del resultado, determinan qué tan cansados ​​deben sentirse.

Si te acostaste tarde o dormiste mal por la noche, esto no significa que debas arruinar todo el día. En cuanto dejes de pensar en ello, notarás que el cansancio o las ganas de dormir retroceden. Todo lo que necesitas es una actitud positiva. Encuentra razones para ser feliz, y la alegría y la inspiración te ayudarán a superar los períodos de falta de sueño.

Practique cambiar entre sentirse abrumado y lleno de energía. Trate de dejar ir el pensamiento "Estoy cansado" o reemplácelo con el pensamiento "Me siento renovado y lleno de energía". Al concentrarse en sentirse alerta, energizado o inspirado, evoca esos sentimientos, ¡y la fatiga desaparece!

Relájese antes de acostarse

El factor principal que reduce la calidad del sueño es un cerebro sobrecargado o un cuerpo tenso. Cualquier cosa que estimule la actividad mental, como la ansiedad, ver una película de suspenso o navegar por Internet, puede poner a su cerebro en un estado activo, lo que afectará la calidad de su descanso nocturno.

Una buena manera de aliviar la tensión es hacer un simple estiramiento o hacer algunos ejercicios de yoga.

Ejercicio de relajación

Acuéstese en la cama. Respira en tu vientre. Respirando profundamente y exhalando lentamente, asegúrese de que el estómago participe activamente en esto y que el cofre permanezca casi inmóvil. Aprieta todo tu cuerpo. Respirando desde tu vientre, relájate y lleva tu atención primero a tus pantorrillas, luego a tus rodillas, muslos, pelvis, ingle, glúteos, músculos abdominales, pecho, espalda, hombros, muñecas, antebrazos, manos, cuello, garganta, cabeza, ojos., orejas, nariz y boca. Presta especial atención al cráneo y al cerebro. Asegúrate de que todos los músculos estén relajados.

Prepárese para dormir de manera competente

Para descansar bien, minimice la carga sobre el cuerpo.

Deje de beber café cuatro horas antes de acostarse.

Evite el alcohol. Te quedarás dormido, pero no podrás caer en un sueño profundo y relajante.

Evite trabajar o navegar por Internet antes de acostarse Trabajar y navegar por Internet puede mantener su mente muy activa, lo que dificulta conciliar el sueño.

No use pastillas para dormir Las pastillas para dormir le ayudarán a dormir, pero no le proporcionarán un sueño profundo y serán adictivas.

No haga ejercicio antes de acostarse. La actividad física activa durante una o dos horas antes de acostarse tiene un efecto estimulante y aumenta la temperatura corporal. Esto es bueno cuando está despierto, pero para conciliar el sueño rápidamente, es mejor hacer ejercicio por la mañana, por la tarde o temprano en la noche.

Acuéstate solo cuando te sientas cansado. Tu cerebro asocia la cama con el sueño. Si intenta conciliar el sueño sin sentirse cansado, no solo está perdiendo el tiempo, sino que también está debilitando esta matriz asociativa.

No lea ni mire televisión 2 horas antes de acostarse.

Atenúe las luces y ventile bien el dormitorio una hora antes de acostarse.

Acuéstese con la cabeza despejada, si no se libera de los pensamientos perturbadores, su cerebro permanecerá en el estado alfa y no podrá pasar al estado delta. La escritura libre te ayudará a liberar tu cabeza.

Descarga cerebral (Escritura libre)

Anota todo lo que te quita el sueño. Puede usar algunas de las siguientes indicaciones:

¿Qué me mantiene despierto?

¿Qué problemas tengo que no puedo resolver? ¿Qué preocupaciones o inquietudes tengo? ¿Qué tarea urgente necesito resolver?

Divida los elementos resultantes en dos categorías:

Preguntas sobre las que puede hacer algo. Planifica estas actividades en tu agenda. Cualquier cosa que crea que actualmente no puede manejar y para la cual no tenga una solución obvia. Convierta dichos elementos en preguntas. Al hacerlo, te propones buscar una solución.

Después de eso, adopte la actitud de que no hay nada de qué preocuparse, porque todo lo que necesita hacer ya está planeado y pronto todos los problemas se resolverán.

Si duerme bien y se siente cansado, es posible que tenga miedos inconscientes sobre el futuro. Pregúntate: “¿Cómo veo mi futuro? ¿Estoy deseando que llegue? ¿O lo temo, lo resisto y lo veo simplemente como "otro día normal"?

La forma en que pensamos sobre el sueño tiene un gran impacto en su calidad y establece el marco de cómo nos sentimos cansados. Deje de preocuparse, tome algunos pasos preparatorios y se dormirá más fácilmente, dormirá mejor, se recuperará más rápido y logrará mucho más durante sus horas de vigilia.

Basado en los materiales del libro “Fuente de Energía”.